Aunque la universidad puede ser el mejor momento de tu vida, no viene sin sus desafíos. Con fechas límite de tareas, exámenes, tener que presupuestar y adaptarse a un nuevo estilo de vida independiente, muchos estudiantes experimentan depresión y ansiedad en algún momento durante sus estudios.

Por lo tanto, si has experimentado ansiedad o depresión en la universidad y quieres saber cómo lidiar con esto, nuestro artículo puede ofrecerte algunos consejos y orientarte.

Síntomas de depresión

La universidad es una oportunidad increíble, pero también puede ser estresante. Muchos estudiantes sienten presión para tener éxito, otros se encuentran luchando para completar los cursos y cumplir con los plazos, mientras que muchos tienen dificultades para presupuestar todo lo que necesitan en la vida universitaria. Todos te dicen que la universidad es el mejor momento de tu vida, y si tú no te encuentras amando cada minuto, puedes sentirte muy mal al respecto.

Dos de los problemas de salud mental más comunes que enfrentan los estudiantes son la depresión y la ansiedad. Estas condiciones comparten similitudes y los estudiantes pueden experimentar ambas al mismo tiempo. Los síntomas de depression más comunes son:

Síntomas de ansiedad

La ansiedad es extremadamente común y la mayoría de nosotros la experimentamos en nuestras vidas. Para los estudiantes, la intensidad de la vida universitaria puede tener un efecto en tu vida personal y tus estudios. Algunos signos comunes de ansiedad son:

Sea cual sea el caso, recuerda que lo más importante es detector estos síntomas y buscar ayuda de inmediato.

Cuida tu salud mental

Si te preocupa tu salud mental, en la universidad siempre habrá apoyo para ti. El primer paso, y el más importante, es hablar con alguien. Amigos, familiares, tutores personales, médicos y personal de apoyo de la universidad estarán allí para ayudarte y asegurarse de que no sufras solo. 

Dependiendo de lo que te esté causando más estrés, desde el alojamiento de estudiantes hasta las finanzas y los exámenes, el personal de apoyo encontrará una solución. Por ejemplo, si estás abrumado por la carga de trabajo, el personal puede resolver extensiones de plazos o circunstancias atenuantes para quitarte el peso de encima.

Tu universidad debe tener un centro de asesoramiento estudiantil que puedas visitar para hablar de forma libre y confidencial sobre lo que está sucediendo. También es una buena idea hacer una cita con tu médico de cabecera, quien puede recetarte medicamentos o derivarte a un especialista capacitado. Si deseas hablar con alguien anónimo, hay muchas líneas de ayuda y redes de apoyo en línea para estudiantes, sin importar la hora del día o de la noche.

Algunas otras formas de ayudar a cuidar tu salud mental incluyen dormir lo suficiente, comer saludablemente, hacer ejercicio regularmente, descargar una aplicación de atención plena o meditación, caminar al aire libre, relajarse y escuchar música

¿Cómo ayudar a los demás?

 

Si te preocupa que un amigo o compañero luchando por una situación similar, comunícate con ellos. A menudo, lo más difícil es admitir que algo anda mal, y algunas palabras amables pueden ser el paso para buscar ayuda. Estate atento a los síntomas mencionados anteriormente y si sospechas que uno de tus amigos podría estar deprimido, ofrécele tomar un café en algún lugar tranquilo para que pueda desahogarse. Si en caso extremo, te preocupa la seguridad de un amigo o compañero, comunícalo a un miembro del personal de la universidad.

En resumen, si has experimentado problemas de salud mental en la universidad, lo más importante que debes recordar es que no estás solo. Muchos estudiantes pasan por lo mismo, razón por la cual existen redes de apoyo estudiantil. Cuéntale a alguien lo que está sucediendo, acepta la ayuda de amigos, familiares y personal y, dando pequeños pasos, superarás esto.